FACEBOOK

VISTAS
05 de Julio del 2017

2018: Los cárteles políticos

De la mano de los cárteles de la droga, sindicatos y constructoras están también los cárteles políticos, que buscan instalarse en el poder
Apenas ayer decíamos que el 2018 será el de la elección de los cárteles. Y hablábamos de los cárteles de la droga, del huachicol, el cártel de las constructoras y el de los sindicatos. Pero de la mano de estos, existen otros cárteles: los políticos. Son células compactas de intereses personales, generacionales, que buscan perpetuarse o instalarse en el ejercicio del poder mediante el control de la llave que da acceso a Los Pinos. Analicemos. Cártel de Agualeguas.- Opera en México desde el sexenio de Adolfo López Mateos cuando el patriarca de la familia Salinas, don Raúl, ocupaba primera fila en el gabinete como secretario de Industria y Comercio. Alcanzó la cúspide del poder en 1988 cuando, haiga sido como haiga sido, Carlos Salinas se instaló como presidente y gestó toda una revolución en los intereses de las élites, privatizando las telecomunicaciones, la banca, el acero y la minería. Después de un descalabro en 1994 que le costó el asesinato de su candidato y la emancipación de su sucesor Ernesto Zedillo, retomó con Vicente Fox y con Felipe Calderón el control de Los Pinos. El proyecto Peña Nieto le pertenecía de origen, pero entre los cárteles de la Casa Blanca y Atlacomulco Nueva Generación, el 2018 se le vislumbra incierto. ¿Tendrá que volver a jugar con el Cártel Azul o con algún cartel independiente para que no le trastoquen sus intereses? Cártel de la Casa Blanca.- Con Luis Videgaray al frente, es sin duda el mas nuevo y poderoso de los cárteles políticos. En torno al secretario de Relaciones Exteriores se tejen toda una serie de intereses –políticos y económicos- que van desde la influyente comunidad itamita hasta sus vinculaciones con Jared Kushner y el clan Trump. Su apuesta 2018 es para sí mismo, pero si el camino no se le despeja, no tiene inconveniente en que su amigo José Antonio Meade o Aurelio Nuño, entre otros, sean las cartas que garanticen su permanencia en la casa presidencial. En su habilidad para retener el control del PRI con Enrique Ochoa y de las negociaciones del TLC con la Casa Blanca –la de Washington- dependerá su futuro 2018. Cártel Atlacomulco Nueva Generación.- Poderosos históricamente, con la fortaleza que dan los apellidos Hank, Del Mazo, Montiel, Chuayfett, Pichardo y por supuesto Peña Nieto, el histórico cártel mexiquense se reagrupa. Su apretadísima victoria en las pasadas elecciones les da la última oportunidad de renovarse o morir. Eruviel Avila fue en 2012 esa primera llamada y están por sentirse los efectos del tercer Del Mazo al frente de la entidad económicamente mas ponderosa de México. Jugarán con Peña, pero no hay que perder de vista que el jefe del Cártel de la Casa Blanca es el custodio de los secretos del cartel. Una coalición no es descartable. El Cártel Hidalgo Vieja Generación.- Miguel Angel Osorio Chong se convirtió en el epicentro político del actual sexenio, al ser el primer secretario de Gobernación con el manejo simultáneo de la política interior y la seguridad nacional. Desde Bucareli tejió una sólida red de intereses con gobernadores -del PRI y de la Oposición- con empresarios, dueños de medios de comunicación y dirigentes de partidos políticos, muy especialmente con el Partido Encuentro Social. Y aunque las cifras de la seguridad y las derrotas políticas del PRI no lo colocan en su mejor momento, Osorio Chong se mantiene como el puntero en las preferencias priistas para la candidatura presidencial 2018. Mañana: Los Cárteles de la Oposición, incluida la del PRI.