FACEBOOK

VISTAS
13 de Marzo del 2018

Un muro político cada vez más alto

Con la salida de Roberta Jacobson, embajadora de EU en México, el país pierde a una diplomática conectaba directamente a Luis Videgaray con el establishment
Este es el Donald Trump con el que Enrique Peña Nieto debe lidiar… y cada vez tiene menos aliados en Washington que lo ayuden. Los aliados del presidente mexicano en la Casa Blanca son cada vez menos. Roberta Jacobson, la embajadora de Estados Unidos en México, dejará su puesto en mayo. Con su salida, México pierde a una diplomática de carrera que había sido designada por Barack  Obama y que conectaba directamente a Luis Videgaray con el establishment del Departamento de Estado. Gary Cohn era el director del Consejo Económico Nacional en la Casa Blanca y era visto como la voz de la razón al interior de una administración dividida. Cohn fue presidente de Goldman Sachs antes de incorporarse al equipo de Trump,  defendió al TLCAN y mantuvo comunicación constante con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo. Con su salida, México pierde la voz de la razón ante de las propuestas de Trump. Y a Peña Nieto le quedaba Jared Kushner como el único canal de comunicación con el gobierno de Trump que no ha sido abiertamente hostil hacia México. El problema es que la permanencia del yerno del presidente en el gobierno de Trump es incierta. Kushner es investigado por el fiscal especial Robert Mueller, enfrenta presiones políticas por conflictos de interés y ya no cuenta con la confianza del jefe de gabinete, John Kelly. Su peso en la Casa Blanca es cada vez menor: la semana pasada se le retiró la autorización para atender las reuniones de seguridad nacional de más alto nivel. Así que, lo tiene, pero le sirve de poco. Pero en la lista de interlocutores aparece un nuevo nombre… Ed Whitacre, quien será el nuevo embajador de Estados Unidos en México y es altamente probable que él concentre la  comunicación de la relación bilateral. Whitacre fue parte del conglomerado que ganó la privatización de Telmex junto a Carlos Slim en la década de los noventa. Es socio y amigo del hombre más rico de México, pero no solo eso, también es un personaje de la América Corporativa que tiene nexos importantes con el Exsecretario de Estado Rex Tillerson a través de su participación en el consejo de administración de Exxon. ¿Podrá Whitacre salvar la relación bilateral?