FACEBOOK

VISTAS
30 de Agosto del 2017

México, I want you

El gobierno mexicano tiene los elementos suficientes para exigir un trato más digno en el rediseño de la relación bilateral con Estados Unidos
Aunque le cueste reconocerlo, la administración de Donald Trump necesita de México. El futuro político del presidente de Estados Unidos depende de su cooperación con el gobierno mexicano aunque él se niegue a reconocerlo e insista que no necesita de un socio comercial como nosotros. Y es que, aunque el panorama no pinta bien para México, el gobierno de Enrique Peña Nieto tiene los elementos suficientes para cambiar la narrativa de la relación bilateral. Estados Unidos nos necesita, fundamentalmente por dos razones: El problema de inmigración estadounidense ha cambiado profundamente en la última década. Actualmente, son más los mexicanos que regresan a su país de los que migran hacia Estados Unidos. México dejó de ser el problema para convertirse en la solución. Ahora, es el flujo de inmigrantes centroamericanos el que preocupa a Estados Unidos. El gobierno mexicano, con sus cuestionables prácticas de derechos humanos, se ha encargado de hacer el trabajo sucio en su frontera sur. Estados Unidos atraviesa por el peor episodio de muertes por drogadicción en su historia, le llaman la crisis de los opiáceos. En los últimos 16 años, han muerto más de 183 mil personas por sobredosis de heroína u otros opiáceos. Se trata de un tema central para el electorado blanco de clase media-baja que votó por Trump. Y hasta el momento, el combate a los cárteles del narcotráfico en México sigue siendo la única salida que tiene el gobierno estadounidense para corregir esta tendencia. El 94 por ciento de la heroína que se consume en Estados Unidos proviene de México. Con Trump, Estados Unidos ha tratado a México como un aliado de segunda categoría. Pero si el presidente quiere ser reelegido en el 2020 - o al menos terminar su mandato- necesariamente tendrá que voltear al Sur. Trump nos necesita, pero tal vez ni siquiera lo sabe.