FACEBOOK

VISTAS
12 Julio 2017

El apartamento blanco de Da Silva

El exmandatario brasileño, Lula Da Silva, es acusado de recibir un departamento de lujo por parte de una constructora y podría cumplir una sentencia de nueve años
A este presidente una constructora le regaló una lujosa propiedad. En su país fue señalado por beneficiar a esta empresa para obtener contratos con el gobierno… Ahora, está sentenciado a casi 10 años de prisión. Pero no es Enrique Peña Nieto, el inculpado es Lula da Silva. El exmandatario brasileño fue sentenciado por un tribunal de primera instancia a nueve años y medio de cárcel por su implicación en la red de corrupción que operó en Petrobras, según informaron fuentes oficiales. A Da Silva se le acusa de ser el beneficiario de un apartamento tríplex en Sao Paulo, ofrecido por la constructora OAS a cambio de su influencia para obtener contratos en la petrolera brasileña. La historia, por obvias razones, resonó en México... En 2014, Aristegui Noticias publicó el reportaje “La casa blanca de Peña Nieto”, en el que reveló que una residencia del presidente y su esposa estaba escriturada a nombre de Ingeniería Inmobiliaria del Centro Esa razón social pertenecía al empresario Juan Armando Hinojosa, accionista mayoritario del Grupo Higa, corporativo que en menos de dos años de gobierno de Peña Nieto había sumado 22 mil millones de pesos en contratos de obra. Pero además, cuando Peña Nieto fue gobernador del Estado de México esa misma empresa había obtenido contratos por más de 35 mil millones de pesos. En Brasil, Da Silva siempre negó los cargos por de corrupción pasiva y lavado de dinero por supuestamente haber recibido más de un millón de dólares en sobornos a raíz de contratos suscritos entre la constructora OAS y Petrobras. El exmandatario brasileño ha dicho que todo es parte de una conspiración para impedir su candidatura a la presidencia en el  2018. En México, Peña Nieto tampoco aceptó los señalamientos por conflicto de interés con la constructora Higa, pero pidió perdón por el escándalo. Da Silva aún puede apelar la sentencia y aspirar a ser candidato para el 2018… Peña Nieto, nunca tuvo que apelar, fue exonerado de cualquier culpa en 6 meses