FACEBOOK

VISTAS
08 de Diciembre del 2017

¿Qué está pasando en Jerusalén?

La decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel no fue una gran idea ya que revivió un conflicto que estaba relativamente controlado
Estados Unidos reconoció a Jerusalén como la capital de Israel y esta declaración desató un caos que había estado un tanto contenido durante siglos. Jerusalén es una ciudad importante para las tres principales religiones monoteístas; Judaísmo, Musulmana y Cristinismo. Y la proclamación de Trump encendió protestas entre los palestinos que la reclaman como capital desde 1967, luego de la Guerra de los Seis Días. También entre los musulmanes, quienes la consideran uno de sus principales lugares sagrados. Además de la comunidad internacional, quien se ha pronunciado en contra de esta medida. Theresa May, Primera Ministra británica fue la primera en hacerle frente a Trump. “Finalmente Jerusalén forma parte de una capital compartida entre el estado de Israel y el Palestino y como ustedes saben apoyamos la solución entre los dos Estados”, dijo. Por su parte Emmanuel Macron, presidente de Francia también reprobó esta decisión.  “Es una lamentable decisión que Francia no aprueba y contraviene a la Ley Internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, destacó. Mientras tanto, Recep Tayyip Erdogan, Ministro de Turquía hizo un señalamiento importante. “Esta medida solo jugará a favor de los grupos terroristas”. Incluso, el Papa Francisco se pronunció al respecto para pedir que se conserve la paz en esta histórica ciudad. “Que la identidad sea preservada y fortalecida en beneficio de la Tierra Santa, el Medio Oriente y todo el mundo”. Además, tras el anuncio de Trump los palestinos declararon “tres días de ira y rabia popular” como protesta contra el respaldo de Estados Unidos a Israel y los judíos.En estos hechos violentos se reportaron al menos 100 heridos y un muerto. Por si fuera poco, el movimiento palestino Hamás convocó a una tercera intifada, esto es el levantamiento de los palestinos de Cisjordania y Franja de Gaza, desde donde se lanzaron ataques contra el estado israelí. Por su parte la ONU, calificó esta declaratoria como irresponsable y unilateral. Así, una sola decisión de Donald Trump… y el mundo arde.